• DAN_3350
  • DAN_3388
  • DAN_3370
  • DAN_3408

Ellos son sinónimo de prestigio, exquisitez y profesionalismo. Por su prestigiosa trayectoria a los arquitectos Alejandro Cardenal y Constantino Mendieta les han sido confiados grandes obras que son parte de la historia arquitectónica de Nicaragua. 

Por María Teresa Pérez

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida” dice Confucio. Y es ese el mismo sentir de los arquitectos Alejandro Cardenal y Costantino Mendieta, quienes han consagrado su vida a lo que más aman hacer, la arquitectura. Han encontrado en su carrera una forma de expresar su amor por Nicaragua.

El arquitecto Cardenal tiene más de 48 años de experiencia profesional, se ha desempeñado a nivel nacional e internacional en el diseño y desarrollo de planos constructivos de edificios comerciales y residencias.

Por su parte, el arquitecto Constantino Mendieta, cuenta con 51 años de trayectoria, se ha especializado en proyectos comerciales, prestigiosos almacenes y también se decanta por la arquitectura residencial.


Alejandro Cardenal

Después de graduarse de la Universidad de Notre Dame, Indiana, con un Bachelor of Architecture en 1967, comenzó su carrera profesional trabajando para la prestigiada firma de arquitectos e Ingenieros CARDENAL LACAYO FIALLOS. En 1969 fue galardonado por el Gobierno de Holanda con una beca de Diseño Arquitectónico en el BOWCENTRUM de Rótterdam.

Al regresar a Nicaragua fundó, junto con su padre, la firma Julio Cardenal y Asociados, Arquitectos, Ingenieros, Consultores, de la cual fue su presidente y principal diseñador. Durante el triunfo de la Revolución, Cardenal fue nombrado Ministro de Turismo. Desde ese espacio vio la oportunidad de que el turismo pudiera sacar a Nicaragua de la pobreza, en el desarrollo de los recursos naturales y lograr atraer turistas nacionales y extranjeros.

Al puesto de ministro renunció en 1980, exiliándose en la ciudad de Houston donde ejerció profesionalmente en varias empresas hasta asociarse con la firma Thompson Nelson y Cardenal, Arquitectos. Regresó a Nicaragua en 1992 y continuó laborando con la firma Julio Cardenal y Asociados, Arquitectos Consultores.

El arquitecto Cardenal se resiste a clasificar su trabajo en un solo estilo, lo que sí afirma es que se ha enfocado en rescatar la arquitectura vernácula, adaptándola a técnicas modernas con diseño arquitectónico sin perder el estilo colonial. Así se fue haciendo campo en la arquitectura residencial.

Sin embargo, a nivel comercial también ha dejado su huella a través de edificaciones como supermercados La Colonia, uno de ellos con una extensión de 5,000 mts2, éstos eran los primeros edificios modernos de este tipo, según comenta Cardenal. Entre sus obras también está el Colegio Lincoln y una de las más grandiosas Casa Presidencial, hoy conocida como Casa de los Pueblos.

Disegno Casa, ubicada en Villa Fontana, es otra de las estructuras modernas que forman parte de su prestigio.

Durante el terremoto de 1972 hubo obras de su creación que se afectaron, pero no se destruyeron, diseñó Casa Mántica, contiguo al Banco de América y era una ampliación de un edificio viejo, pero se mantuvo, cuenta.

Su primera obra fue la residencia de su hermana que tristemente la demolieron, ahí se introdujo dentro del estilo vernáculo la modernidad, techos independientes, pasillos bajos, bóvedas de ladrillos, se construyó antes del terremoto y con el siniestro no sufrió ninguna reventadura.

En 2010, el arquitecto Cardenal fue galardonado con el Premio Cemex, en categoría residencial. El reconocimiento fue por una casa moderna, muy amplia, abierta, cuyos espacios se integran unos a otros a través de puertas de vidrio plegables sin marcos, pisos grises, paredes blancas, la cocina tiene un cielo color pitahaya.

 

“Los proyectos residenciales son mis favoritos, cuentan con más calor humano, permiten idear algo de acuerdo a la personalidad del cliente”.

Arquitecto Alejandro Cardenal

El sentido común es el menos común de los sentidos y eso precisamente es lo que define la obra de Cardenal, “quizá al principio puede que alguien no le guste, pero al verla se da cuenta que está bien diseñada porque eso es algo que uno lo siente, uno lo ve, uno lo aprecia”, expresa.


Constantino Mendieta

Al arquitecto Constantino Mendieta sus amigos prefieren llamarle Tino. Tras casi tres décadas viviendo en Estados Unidos, decidió regresar en 2006, para seguir trabajando en la arquitectura que le hace sentirse vivo, productivo y divertido.

Su carrera ha sido muy variada. Ha tenido la buena fortuna de haber diseñado proyectos significativos a nivel internacional en 16 países, tanto como arquitecto proyectista para firmas de Estados Unidos y como consultor independiente. “Inicié en Los Ángeles, California, como Junior Designer de la firma Morganelli Heumann Architects, de Beverly Hills, California, especializada en centros comerciales y almacenes de lujo. Dos años después fui promovido a Senior Project Designer y ya entonces diseñaba proyectos de la firma”, cuenta.

 

“No tengo un estilo preferido ni una tendencia en particular. Creo que todo arquitecto con buena formación académica y con bastante exposición a buena arquitectura debe tener la habilidad de diseñar en cualquier estilo”.

Constantino Mendieta, arquitecto

 

El arquitecto Mendieta es graduado de la Academia Militar en Nicaragua. En el Ejército le fue asignado el diseño y construcción de proyectos propios de la institución. Paralelamente cumplía con el servicio militar como oficial instructor en la Academia Militar. A raíz del terremoto de 1972 se integró como arquitecto, con la misión de reconstruir instalaciones militares dañadas o destruidas por el sismo. “Construimos un complejo militar muy grande para cinco mil soldados en la Explanada de Tiscapa; nuevas edificaciones de la Academia Militar; oficinas del Estado Mayor y otras obras”.

Al llegar a California, en su búsqueda de empleo fue contratado por la firma Chaix & Johnson Architects, de Hollywood. Fue asignado como proyectista a uno de sus clientes importantes, El Puerto de Liverpool, una de las más grandes cadenas de almacenes de México. Y así diseñó sus primeros proyectos de la firma que fueron: Un almacén Liverpool en Villahermosa, Tabasco; un centro comercial en Monterrey y el edificio corporativo de Liverpool en ciudad de México.

Más tarde le asignaron otros proyectos similares en Singapur, Tailandia, Malasia y luego, ya como consultor privado, diseñó conceptualmente el hotel Dynasty de mil habitaciones en Corea del Sur.

Durante un viaje a Tailandia hizo amistad con un arquitecto americano de una firma paisajista de Hawaii, quien le dio el contacto de su cliente en Singapur que buscaba una firma americana para un proyecto importante. Llegaron a un acuerdo de negociación que resultó en un contrato para un complejo mixto que consistía en un gran centro comercial y varios edificios corporativos de 18 pisos. “Cuando se terminó el diseño del proyecto el presidente de la firma emitió un memorándum en el que me nombraba Senior Associate y puso mi nombre en la papelería de la firma. La firma estaba catalogada entre los “100 Gigantes” de los Estados Unidos.

Renunció a esta firma cinco años después para instalarse como consultor independiente y así seguir diseñando proyectos para diversas firmas.  Uno de sus clientes, quien había sido su profesor de diseño, lo invitó a representarlo bajo contrato en un equipo multinacional para el diseño del Doha Palace, el palacio del Emir -Monarca- de Qatar bin Hamad al Thani.

Más tarde se trasladó con su familia a Miami y allí se ubicó con una firma de desarrolladores de bienes raíces a nivel nacional en USA:  RADICE Corporation, de Fort Lauderdale. Diseñaba complejos comerciales mixtos y edificios corporativos de la firma.  Tres años más tarde aceptó la invitación de una firma de diseño de Miami: Carol Korn, Inc. La presidenta de la firma del mismo nombre le invitó a ser el Director de Diseño Arquitectónico de su firma. Tres años después decidió trabajar nuevamente como firma consultora independiente Mendieta Felsher Asociantes, Inc. diseñando proyectos en Miami, Fort Lauderdale, Boca Ratón, centro y Sur América.

Desde que regresó a Nicaragua entre otros proyectos ha diseñado residencias, tanto en Managua como en los desarrollos turísticos en la Costa Esmeralda: Guacalito, Rancho Santana, Gran Pacífica.

En El Salvador ha desarrollado Gran Centro comercial GALERIAS de 120,000 metros cuadrados en seis niveles, tres de tiendas y tres de parqueo subterráneo; además el almacén SIMAN más grande de Centroamérica; las oficinas corporativas del Grupo Siman; El edificio Corporativo Galerías Business Center y un hotel de 300 habitaciones; también del grupo Siman. En Guatemala Almacén SIMAN. También dos torres corporativas de 10 pisos cada una para el Grupo CENTRICA. En Mexico, Costa Rica y Nicaragua restaurante Rostipollos.

 

 

 

 

SHARE

Leave a Reply

Your email address will not be published.